Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

jueves, 26 de mayo de 2011

¿Sola?






¿Sola?



La puerta a mi espalda sonó con el crujir de sus pernos, pero no me sobresalté, eran los sonidos típicos de una casa, una suele acostumbrarse a eso.
El calor de la habitación era asfixiante, me pegaba la ropa al cuerpo y coartaba mi respiración, un olor dulzón y narcotizado venía de la cocina. Sin dar las luces acerqué mis pasos y dejé las llaves en su sitio, la mesita del teléfono.
El olor era cada vez más intenso, hasta que supe con seguridad que no se trataba de un simple habano, si no que había varios productores de ese hedor.
Todo estaba demasiado en calma, un sonido irreal de respiraciones contraídas; no estaba sola y quien me acompañaba no quería que yo lo supiese.
Caminé despacio, no tenía miedo pero sentía respeto ante la posible visita.
Al entrar a la cocina noté que en la encimera las cosas estaban fuera de su lugar.
_ ¿Quien esta ahí?_ Pregunté algo incomoda.
No hubo respuesta.
En la alacena tampoco había nadie y mis acompañantes eran más de una persona, estaba segura.
De repente un ruido hueco y sordo me sobresalto, y otro nuevo olor me hizo ponerme en tensión y alerta. Saqué uno de los cuchillos del segundo cajón y lo empuñé con fuerza, blandiéndolo en el aire, premeditando un ataque a mi futuro agresor.
Caminé despacio por el pasillo, lo más cerca que pude de la pared derecha.
Había dejado mi arma habitual en la entrada y ahora me golpeaba mentalmente por haberlo hecho. Pero si me quisieran atacar suponía que no hacia falta que esperaran mucho más, así que con mucho nerviosismo seguí mi avance.
_ ¿Hay alguien por aquí?_ grité más fuerte.
Mis ojos no me dejaban llorar, pero ese escozor que se avecina cuando esto esta apunto de suceder, ya me atacaba, me incomodaba.
Entré en el salón y millones de olores me sobresaltaron, una mezcla que para poderlos diseccionar tardaría algún tiempo. El más potente era a humanidad y presencia extraña.
_ ¿Quiénes sois?_ grité con furia mientras rodeaba la opaca estantería que me dejaría en mitad del salón
Noté su cercanía en la oscuridad y rápidamente hundí mi cuchillo allí donde el calor corporal se hacía patente, en las tripas de mi atacante, al mismo tiempo que mis oídos recibían un grito al unísono, fuerte y enérgico.
¡¡¡Felicidades!!!
Gritaron decenas de voces que me hicieron pegar un brinco hacia atrás, soltando el cuchillo allí donde lo había dejado clavado.
Unas manos me sujetaron por la espalda y mi cuerpo inconscientemente se alejó de ellas.
Más gritos ensordecedores llenaron la habitación.
_¡¡Le ha matado!!_ se oía al fondo de la sala.
Definitivamente mi marido había descubierto de la peor manera, que así no se debe sorprender nunca a una ciega.

17 comentarios:

Marcos DK dijo...

O_o Si es que hay gente que no sabe tomarse bien las sorpresas! De verdad que el final no me lo esperaba, jejeje. Una historia muy curiosa y casi diría que hasta divertida, si no fuera porque ahora quedaría mal en el velatorio.

ESGARRACOLCHAS dijo...

Otra vez me vienes con sorpresitas cariño.je,je
Muy bueno Irene
Un saludo

Respirando entre palabras. dijo...

Uyyyyyyyyy, que buena eres relatando.Imaginé tantas cosas mientras te iba leyendo...
Buen final.
Me gusta tu estilo corazón.
Super besooooooo

Explorador dijo...

Joderrr, empieza de terror, parece que se arrregla, y luego vuelve a virar. Que montaña rusa. Y que gran última frase ;)

Besos :)

Dulce Cautiva dijo...

¡Vaya!, k final más inesperado!!!, x un lado no sabía k ella era ciega y k los visitantes "no invitados" eran amigos y familiares k le habían preparado una fista sorpresa... y una gran sorpresa se llevó su marido cuando ella le atacó así, sin saber kién era él... definitivamente, un final sorprendente...

Buen trabajo Irene!, ya tenía ganas yo d leer algo más d tu cosecha, jejeje.

Weno amore, k pases un lindo día (o lo k keda d el), muak!!!

Vicent Maganer Ripoll dijo...

A ver...
La verdad es que a mi vuelta me esperaba algo un poquito mas feliz y bonito...original, mucho, por eso me gusta, cruel? Quizás en exceso, sobretodo porque no haía necesidad alguna d tener las luces apagadas con una ciega ^^U
Un beso Irene!

Anónimo dijo...

IRENE COMENDADOR

Jajajaja, Vicent mi rey, pero la historia la cuenta ella, puede que estuviesen encendidas, y aún así ellos no vieran que tenía un cuchillo en las manos, tiene muchas lecturas, el caso es que a veces teatralizamos de más las situaciones y podemos tener nefastos resultados, véase aquí el caso de esta pobre ahora viuda, jejej
Un beso corazón mío, que te echaba de menos y me alegra saber que estas bien.

Un beso para todos, sois unos soletes MUAC!!!!!!!!!!

Astrid dijo...

me encanto... con suspenso y un final inesperado!!! un beso!!!

dejo mi comenterio con NOMBRE/URL ya q por alguna razon no me deja comentar con mi cuenta

Citu dijo...

Jje me hiciste reir genial relato. Mujer me lleve una agradable sorpresa te mando un beso y te me cuidas mucho.

aorillasdelorbigo dijo...

Irenesita, esta noche pasaré a verte que ahora me espera el vermout con las amigas. Ya me están apurando.¡Ay, hija! qué impacientes son!.
Me alegro de que hayas vuelto con tanta energía.
Abrassossssssss.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Preguntábame yo porqué esa fijación con los olores y los ruidos.... ¡claro, era invidente! (¡Mira que eres borde, tía, que ya no se dice ciega, que te va aregañar la ministra de no se qué polla políticamente correcta, que ahora se dice "invidente" que es más fino! Para próximas veces no digas subnormal, que ahora se dice "dicapacitado psíquico" y tampoco digas "fea" que ahora es "discapacitada estética" ni "enano" que ahora es "discapacitado vertical" ¡ni digas nunca, panadería, eso es una ordinariez... ahora se dice "boutique del pan"... Críticas políticamente correctas, sublime, un final espectacular, como todo lo tuyo... por cierto en mi blog, o en el e-mail, como prefieras, tienes un regalito, envenenado, como la manzana de BLANCANIEVES.... jejejeje, hoy me he levantado perversa y un poco guarrilla...

aorillasdelorbigo dijo...

Anda, que el marido era cortito, ¿eh?....vaya idea, querer sorprender a la pobre ciega. Lo que me reí con la frase final. Y también con las correcciones que te ha hecho Observatorio Gay Granatense.
Besossssssss.

karito cullen dijo...

hey pero que sorpresa me has dado
no esperaba un final asi!
pobresito el pobre hombre y ella quedo viuda!
exlente retrato besos!

KaRoL ScAnDiu dijo...

o.O

Jajajaja, lo siento, pero no puedo dejar de reírme. Será que como Observatorio estoy algo "perversa" hoy, pero hacía mucho no leía nada con el humor ácido e intoxicado que me hace troncharme...


Ahora nos ponemos serios... no puedo, no puedo, jajaaj:D

Genial mi Ire. Te juro que, mira la chica vampiro en mis venas;D, pensé que era una vampiresa oliendo a los humanos... jajajaj, que bruta soy, yo sí que soy bruta.... jajaja:D

Genial mi vida, como siempre, y no tenía duda alguna de que lo sería...D

Te quieroooo, siempre...

ALFONSINA dijo...

que fuerte este cuento! me mantuvo cautivada tengo que admitirlo!
Muy bueno Ire, como siempre!!

Saludos! Al!

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Me cago en la leche, Irene, que no puedo dejar de reír y la cosa es seria, ¡qué mató a su marido! Pero... jajajaja, joder con la sorpresa jajaja.

Muy bueno.

~Ade~

Quanta dijo...

Genial, sorpresivo, y, aunque no se si lo pretendias, tronchante!!! Aunque por un nanosegundo pensé que lo que había apuñalado era el pastel.