Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

jueves, 3 de febrero de 2011

AVISO IMPORTANTE, LEER PRIMERO EXPLICACIÓN (RELATO PORNOGRAFICO)

AVISO IMPORTANTE, LEER PRIMERO EXPLICACIÓN
(RELATO PORNOGRAFICO)


Una idea surgió en mi cabeza al leer un texto subidito de tono “pornográfico”, (si si, la Irene lee de todo) la pregunta de cómo se ha de escribir sobre sexo y de que suscita cada forma a los diferentes lectores. Así que empecé buscando un texto digno de mención, algo fuerte, explicito y bizarro, empecé a hacer una tesis sobre el tema. Pero mis conclusiones finales se quedaban escasas. Y esta es la idea, dejar que vuestras mentes me ayuden a descifrar el puzzle.
Posteo aquí un texto de dichas características, para que lo podáis leer con tranquilidad y como en anteriores veces dije, hacedlo con mente abierta por favor. En ningún momento quiero que nadie se sienta ofendido. No es denigrante hacia la mujer ni nada por el estilo, solo es un texto ficticio y punto.
Y la pregunta final seria algo así como:
¿Cómo se debe escribir un texto de sexo (que no digo erótico eh)?
¿Qué os supone este texto, por ejemplo?
Y por último, avisar de nuevo que lo publicado aquí es fuerte, crudo y sin metáforas, un texto sin filtro, de los de “Zas!!! En toda la boca”, jeje, espero que me hayáis entendido, el que avisa no es traidor. Así que abstenerse quien crea que puede salir dañada su sensibilidad o… no dispongan de una ducha de agua fría cerca, jejeje

_ Gracias Jordi (que es el autor) por darme permiso para publicar tu relato

Y por supuesto no autorizado para menores de 18 años





Ella está abierta de piernas. Pero él aún no la ha tocado. Está desnuda. Un hotel. Él también está desnudo. Ni tan siquiera se han besado aún. Se miraban al cabo de los días en un bar y hoy ella le ha citado dándole una nota indicativa de la habitación en la que están.
De noche, una lamparita encendida. Él besa su pierna derecha, son besos húmedos. Besa sus pies, sus caderas. También lame. Su polla ya está dura. Va bajando beso a beso hasta acercarse a su pubis. Ella puede notar su aliento cerca del ano, de sus labios vaginales. Eso la hace suspirar casi en tensión. Han sido semanas de fantasías, de masturbaciones de él y de ella pensando en el otro. Ambos lo saben.
Abre delicadamente los labios vaginales con los dedos, ella no rechista; se aferra a las sábanas y el colchón cada vez más sexualmente agitada. Él abre la boca cerca de los pliegues rosados femeninos, pero no besa, no lame aún. Solo deja ir su aliento caliente para que ella lo note. De vez en cuando la besa alrededor de la entrepierna, pero nunca cerca de su triángulo. Ve que la chica responde, agitada, que le gusta el juego. Llegado el momento comienza la lamer donde empieza la cadera, muy cerca ya del objetivo. Cosquilleo húmedo. Besa y lame. Entonces la entrepierna se impacienta con un pequeño espasmo. Los ojos femeninos miran con impaciencia, y la lengua masculina comienza a lamer la rajita, sin profundizar, apenas tocando, de arriba abajo, al menos una docena de veces. Y luego presiona un poco más y sin usar los dedos alcanza los labios interiores. Todo aún sin lamer el clítoris.
Él quiere enherbarla, ponerla realmente cachonda, y justo después de pasearse por su rajita, con dos dedos la abre y da un lametón de abajo arriba. Oye un suspiro débil. Decide continuar así, dejando ir su aliento caliente y lamiendo sin acelerar aún, sin centrarse aún en su zona más tierna. Moja los pliegues con su saliva. Ella ya se ha mojado, puede notar su sabor. Eso le activa la parte bruta. Se aferra más a sus piernas y comienza a lamer con más rapidez. Sorbe ya su clítoris, una, dos, tres veces. Un espasmo femenino de excitación. Y baja y lame el ano, esta vez ya siempre con fruición. Ella intenta usar sus dedos pero él aparta su mano y vuelve a amorrarse literalmente en el chochito. Lo lame sin control y luego decide atacar con ansia otra vez el clítoris, que suave y débil tiembla debido a la velocidad a la que se agita la lengua.
La chica aferra la cabeza de su amante, levantando el culo de la cama y apretándole contra su entrepierna.
Él sorbe, da una palmada en la cadera de la chica, que de repente se aparta y le obliga a echarse boca arriba en la cama. La polla está roja e hinchada, es gruesa, y el prepucio ya ha dejado salir algunas gotas viscosas y transparentes. La chica va directa, lame de los testículos hasta la punta y se mete el glande en la boca.
Comienza a succionar, traga casi hasta la base, saliva mucho. Sus manos se pasean por el torso de él, a veces dejando ir las uñas, arañando de forma controlada. El amante siente esa lengua y la agitación femenina, ha conseguido activarla como quería. Está mojada y dispuesta, quiere comérselo. Él puede ver su culo blanco y suave en pompa mientras chupa y chupa, a veces tragándose el miembro, otras lamiendo con la lengua fuera, hilos de saliva por todas partes. Tiene que detenerla, necesita penetrarla.
Él se mueve y ella se queda en pompa. Al principio va a penetrarla sin más, pero antes se amorra al culo femenino, y ella suelta un gemido. Clava la lengua en el ano rosado. Sorbe y chupa el ano y el coño por detrás. Y de un gesto se incorpora y penetra la vagina con fuerza.
Gritito femenino.
Embiste una, dos y tres veces, sin control. Agarra la melena rubia de ella, y embiste. Se oye el sonido seco de los testículos chocando a cada follada. La espalda arqueada de ella. Su cuello, su boca abierta y los ojos cerrados. Comienza a babear por una comisura -la de ella- y un hilo de saliva comienza a colgar y a temblar a cada golpe mientras comienza a correrse.
La saliva cae en la almohada. Temblores. Dos gemidos descontrolados.
Él se detiene un momento y deja la polla dentro; suelta el pelo de la chica.
Luego saca su capullo morado, la polla venosa, pringosa y brillante. Mueve el culo de ella y la pone boca arriba. La espatarra. Acerca la boca al coño. Escupe el coño y luego esparce la saliva por sus pliegues y el clítoris. Él sorbe la dobleces rosadas durante al menos un minuto, quiere saborearlo y empantanarlo. Un pequeño chorro de los fluidos femeninos le salpica la barbilla. Se incorpora relamiéndose y pone su capullo encima del clítoris. Ella tiene dos espasmos. Pero la polla aún no la penetra. Solo aporrea el clítoris, lo masajea con el capullo. El capullo se pasea por los pliegues sin entrar aún. Chapotea en el coño jugando, haciéndola esperar, que no sepa cuando va a ser follada otra vez.
Ella arquea la espalda ansiosa por que la folle, y a la vez suelta un risita. Él. al verla ya al punto, mete la polla otra vez muy rápido, hasta el fondo; resbala entre las paredes del coñito sin problema; siente la humedad y el cosquilleo glorioso de la penetración otra vez. Decide sacar la polla del todo. Y embiste una segunda vez de golpe. Se oye un “chop”, algunas gotitas salpican de entre los genitales de ambos. Ella se aferra a las sábanas y dice: “Me corro, joder”, Él deja la polla dentro; ella se contorsiona con una sonrisa congelada en la boca. Se mueve tanto que la polla sale en un gesto haciendo un sonido de “chop”. La vagina vuelve a estrecharse mientras escupe pequeña gotas. Él coge sus manos mientras va disminuyendo el tembleque femenino, entrelaza sus dedos con los de ella y comienza sorberle los pezones. Ella dice “Métemela otra vez, por favor, venga...”. Él dice “Aún no”.
Ella suelta las manos de él y se revuelve y vuelve a ponerse en pompa, esta vez todo lo que puede, apoyando su cabeza y las tetas en la cama. Él puede ver cómo su ano se relaja y contrae, como el coño hinchado y rosado gotea. Ella le está provocando, y él no puede esperar más y mete su pene gordo otra vez en el ansioso coñito. Ella dice:
“Fóllame fuerte, cabrón”.
La mete lentamente hasta el fondo, y luego da marcha atrás, y justo antes de que vuelva a salir, folla duro, embiste. Y repite. Esta vez pierde el control y se la fornica a conciencia. Ahora ella gime sin parar, suelta tacos, se da palmadas en el culo y se estruja las tetas. Durante un lapso de tiempo repite una y otra vez
Incluso fuera de la habitación se oye el golpeteo de la follada. Ella dice “Cómo aguantas, cabrón”. Él folla y folla hasta que sabe que se va a correr. Entonces para antes de que eso suceda, y se derrumba sobre ella. Respira a toda velocidad. Ella se lo quita de encima, lo pone boca arriba y se sienta sobre su cara. Dice“Lámeme”.
Él se abraza a sus piernas y sorbe el coño viendo sus tetas mejor que nunca, su cara, cómo se muerde el labio inferior. La chica quiere más polla, y así, evita que él la toque para que aún no dispare su leche descontroladamente.
Él saca la lengua al máximo y la pone rígida. Ella ve lo que quiere hacer y le cabalga literalmente la cara. La lengua es larga, él saborea el interior de ella, de vez en cuando bebe de sus fluidos, que salen intermitentemente, densos. Se los bebe. Pasa su dedo pulgar por el pequeño triángulo de bello púbico que ella se ha afeitado. Lo acaricia. Con la lengua dentro de su coño y las vistas que tiene de la mujer sobre él, teme que su pene expulse la leche por su cuenta y libere sus huevos. Ella puede notar ese ansia en su cara, y ve cómo la polla sigue dura al máximo. Así que con su mano derecha la palmea -la polla- dos veces, y dice mirándole a los ojos como la caricatura de una maestra dura: ¡Aún no! ¡Malo!
Él sabe que si esas palmadas hubieran sido en otra parte del cuerpo, debido a la excitación se hubiera corrido como una fuente. Sin embargo han sido eficaces, y parece que sus fluidos se han tranquilizado un poco, aunque sigan acumulándose enloquecidamente en sus huevos.
Ahora sigue sorbiendo de su coño, y le coge las tetas con las manos; le aprieta los pezones, se los pellizca, y eso parece enloquecerla. Ella se contonea como bailando encima de su cara; todo su peso encima de su cabeza resulta dulce y sabroso; los movimientos de la chica hacen que tenga ganas de volver a metérsela hasta ponerle los ojos en blanco; quiere ver sus tetas rebotando.
Pero antes, ella dice “Bébetelo”, y comienza a temblar, un espasmo, dos, y susurra “Que rico...”, y dos chorros vaginales van directos y calientes a la boca y la cara de él. La polla da un respingo. Ella bizquea y sonríe, dice “Así mi niño, así, bebe...”Cuando acaba de correrse, murmura “Pobrecito, ya no me vas a durar nada”.
Sin embargo él vuelve a sentirse controlado, con ganas de fornicio, ahora solo puede verla como a una guarra que quiere juerga. Ahora todo él es Polla.
La agarra por los brazos, casi con violencia, y la pone a cuatro patas. “Así me gusta”, susurra ella. Muerde los glúteos femeninos, y suelta dos escupitajos en el coño en pompa. Prepara el pollón hinchado y lo acomoda en la vagina, dentro, a Fondo, y comienza a culear. Ella ya está en otro mundo y no para de ofrecerse como puta, su puta, no para de reír histérica y hasta bambolea su culo para notar la polla friccionando al máximo por toda su carnosa y dulce cavidad.
Y es entonces cuando la chica, gira su cara mientras se la folla, le mira a los ojos y dice. “La quiero por el culo” La quiero por el culo, repite. “Tío, la quiero por el culo”
Él deja de embestir. Y ella, ya fuera de sí, dice “Te mereces mi culo, venga, ábreme el culo”.
El saca la polla de la vagina; se nota a sí mismo con unas energías renovadas que hace unos minutos eran impensables. Pasea su capullo por el ano.
“No seas malo”, dice ella.
“Con cariño”, dice.
Ella se relaja y él comienza a meter el capullo, su gordo capullo morado.
“Joder con tu polla”, se queja ella.
Él va metiéndola poco a poco, y sabe que no es la primera vez que ese culo ha tendido una polla dentro aporreando.
“Venga, hasta el fondo, cabrón”.
Cuando está metida hasta los huevos, él no puede creer que ya esté así. Comienza moverse. Ella se mete dos dedos en la vagina.
“A qué esperas, folla más fuerte”, dice la voz femenina. “No te cortes”.
La energías renovadas que tenía él están comenzando a desparecer. Puede sentir tanto ese culo apretándole su polla dura que no sabe cómo responderá. Comienza follarla sin miedo. A ella parece dolerle; pero a más se la folla más le pide que se la siga follando. Los dos dedos femeninos hurgan en la vagina. “Ahora va mejor; estoy más mojadita; dale más duro”. Para él eso es muy fácil de decir. Pero aún así saca fuerzas de flaqueza y comienza embestir igual que si el culo fuera el coño. Ella comienza a repetir sin parar “Hijo de puta, hijo de puta, esto te gusta eh...” Y llega un momento en que él decide parar y sacarla de ahí; esa cavidad ha estado apunto de hacer que todo acabe. Ella, al verlo, sonríe y dice “¿Demasiado dulce para ti, nene?” Y se carcajea mientras murmura: “Venga, que te quiero cabalgar”.
Él se pone de espaldas, y sabe que ya no queda casi nada. Después de metérsela por el culo, la polla pierde un poco de dureza y los huevos están hinchados de semen. Sabe que necesita acabar, que solo le queda una erección más. Ella es consciente de ello, y comienza a lamerle la polla en busca del ultimo juego. El pene responde enseguida, se vuelve a poner duro con el aliento y la lengua y los dientes de ella, a la que de vez en cuando le gusta morder traviesamente de canto la erección cuando vuelve a estar dura e hinchada y morada.
Una vez está listo, ella no pierde un segundo. Se pone de pie y se acuclilla hasta que su entrepierna está rozando la polla. La coge con la mano derecha y se acaricia a sí misma con el capullo el clítoris. Él resopla y ella sonríe. “Sólo un poquito más, mi amor” Y mientras pronuncia la frase “Un-poquito-más-de-polla”, baja su culo y el capullo va entrando en la vagina; sigue bajando hasta que ya está toda la polla dentro, y desde detrás se pueden ver los huevos aplastados por el culo y a rebosar de esperma.
Ella se contonea lento mientras él hace que no con la cabeza y no puede evitar sonreír, dando a entender que va a explotar. Entonces la chica comienza a botar sobre el pene; cierra los ojos y folla sin pensar en si él va a aguantar o no. Se oye el chap-chap del culo chocando con los genitales de él. El agarra el culo de ella e intenta aguantar la follada.
Finalmente, la chica se detiene cuando él aún no se ha corrido. Pone los ojos en blanco, culea involuntariamente empezando a correrse. Tiene espasmos tan fuertes que la polla se le sale; el coño se apoya en ella yendo hacia adelante y hacia atrás y hacia los lados, como en una paja involuntaria. El cuerpo femenino tiene temblores desde la cabeza hasta las rodillas. Él puede ver cómo dos chorros babosos salen del coño y le inundan la polla dura.
Ella empieza recuperar el control, y sonríe de esa forma de haberse corrido de verdad otra vez. Le mira a él y ve que aún no ha sacado su leche. Y antes de que use su mano, la aparta y comienza restregar el coño empapado contra la polla dura, desde la base hasta el frenillo. Aún en extasis, con un último espasmo de ella, él ve que sin poderse contener la chica comienza a orinarse encima de su polla a punto de explotar. Ella le mira a los ojos y sonríe y mueve su culo con más ritmo mientras se mea. Él nota el pis caliente y el coño frotando, y justo cuando caen las ultimas gotas de pis, el chochito frota más fuerte, y un chorro de semen caliente le llega hasta la barbilla. Otro cae en la mano derecha de la chica, puesta expresamente ahí, y un tercero salpica toda la cama. Luego, estertores de placer para él, que babea literalmente, y tiene espasmos y contracciones de gusto y temblores, mientras ve cómo ella ríe y chupa de su mano el semen que acaba de descargarse de los huevos.


27 comentarios:

Lighling dijo...

hola querida irene, desde luego no es un relato para menores de edad, k pasada! un gran relato gracias x compartirlo con nosotras y felicitaciones al escritor de dicho texto.

antes de k se me olvide: MIIIIIIIIIIILLLLLLL GRACIAS GUAPIIIISIIIMA x pasar!! de verdad me hizo una ilusion k ni te imaginas!!!me alegra saber k te haya gustado y k me veas k los sentimientos se me dan bien, yo ya me fije k a ti se te dan geniales!!! me has parecido muy dulce -aunk sea de fabrica- y muy detallista, estoy encantada de haber encontrado tu blog y tener el placer de ocnocer tus letras, al final estoy pensando hacerle un club de fans a gideon xk a todo el mundo le gusto ajjaj gracias x tus palabras de apoyo ver k un personaje impacta tanto uff es una sensacion k no se explicar, bueno guapa!! te he escrito un libro casi jajaj gracias de verdad x todo y magnífico relato!!
nos escribimos y espero k tengas un buen fin de semana!! un abrazo muy muy muy fuerte!!

Igor dijo...

Irene, esto constituye un ataque nuclear. Y como relato, relamente funciona. El lado duro de la vida.
¡PuF!
Saludos.

ADELFA MARTIN dijo...

Yo no estoy en contra de los escritos sobre sexo..todo lo contrario, me gustan, solo lo estoy contra el lenguaje soez, que confunde el llamar las cosas por su nombre con convertirlo en algo vulgar, sin estilo, repitiéndose en lo mas gràfico...¡con el hermoso idioma que tenemos!

abrazos

Vicent Maganer Ripoll dijo...

No te voy a negar que es un relato fuerte, sobretodo el final.
Pero me ha gustado la verdad :)
Siento las recientes ausencias carinyo, prometo pasarme mas a menudo
Un beso!

Anónimo dijo...

Al parecer este blog se anima, es broma, me encanta todo lo que publicas.
Pues si que es fuerte y bizarro, pero me ha encantado por la escasez de tapujos
Y a eso de lenguaje soez, verdad que te impacta leerlo, pero también hay que pensar que a ciertas personas les gusta utilizarlo, como el que usa esposas o látigo, cada cual con sus gustos, no neguemos que ese tipo de deseos existen
Bravo por tu bomba nuclear, ojala la gente fuese tan atrevida como tú Irene al publicar este tipo de textos, que hay que mirar en que siglo vivimos
Saludos alicantinos
José Ángel

Citu dijo...

Me gusto muy erotico y no e parecio porno mas fuerte pero tenía erotismo y muy bien llevado Irene . Te mando un beso mi nena y te me cuidas.

jordim dijo...

Soy el autor del texto. Creo que puede venir a cuento explicar el motivo de un relato tan crudo. Como lector (que lee de todo), llevo años buscando una literatura erótica (pornográfica, o como le queramos llamar) que refleje o se parezca a lo que es el sexo de verdad. Y normalmente todo son textos plagados de metáforas, de piruetas estilísticas y retórica; todo parece más bien un intento del escritor por demostrar lo muy Escritor que es. Dentro de la riqueza de vocabulario que hay, un taco o una palabra soez pueden ser tan apropiadas y descriptivas como las otras (a veces, de hecho, vienen a cuento más que las otras). El texto que Irene amablemente ha publicado aquí por sus motivos, por tanto, es mi reacción personal a todos esos relatos eróticos que he leído y que no me hacían sentir nada. Creo que estaremos de acuerdo en que el sexo -o al menos el buen sexo- es algo liado y farragoso, húmedo y soez (dirían algunos), el sexo de verdad no es un cuento de hadas, es algo repetitivo, sucio (dirían algunos), es comerse a la otra persona, y no una sucesión de gestos y caricias a cámara lenta. En mi opinión la palabra “Follar” define mucho mejor lo que es el sexo que la expresión “Hacer el amor”.
El único fin del texto es que quien lo lea vea Sexo en él, y que si es así, llegue ponerse a tono, porque realmente ese es el único fin de un relato erótico, no os engañéis.

Gracias a los que os toméis el tiempo en leerlo. Y a Irene por su mente abierta y su dulzura.

karito cullen dijo...

kajkjakja muy muy fuerte...
y muy genial fantastico
me encanto xD
felicidades al escritor xD

karito cullen dijo...

ah!!! gracias por traernos esto irene!!! besos

KaRoL ScAnDiu dijo...

Bueno, lo leí hace un rato, pero hasta que la mandíbula se me puso en su lugar y todo eso, no pude comentar... jaja:D

Ha sido un relato muy explícito, y sí, pronográfico.
Lo que dice el autor es la pura verdad: la función de un relato erótico es ponerse uno a tono, no nos engañemos, pero, también pienso que el vocabulario crudo y real, no necesita ser soez.
Decir que "follar" define mucho mejor que "hacer el amor", es una opnión muy, pero que muy personal del autor.
Yo no pienso así.
Pienso que el sexo, que como dice es sucio (ojo, no en el mal sentido hem jaja), fuerte, comerse al otro... bueno, va, estoy de acuerdo, pero no siempre es así. Ni de lejos.
También se hace el amor, uno en donde no hay tantas lenguas, corridas magistrales, sentadas increíbles, gozon y fluidos, ni meadas de por medio (lo siento, el final me dio yuyu).

Solo intento decir que, el texto reboza fuerza y, sí, SEXO. El autor es maravilloso, con una pluma increíble, pero no, no es precisamente mi estilo al escribir. Y, como dije antes es mi opnión, para ponerse a tono, no siempre necesitamos decir, "ven que te meto la polla", en ocasiones, y como dice Marcos; "nuestro vocabulario es muy rico", si se dice: "deja que esté dentro de ti" es tan válido, o "húmedo", como lo que más:D

Enhorabuena al autor, de verdad es maravilloso.

Y aqui mi humilde e increiblemente larga opnión, kakakaka, pero las cosas como son: El sexo, para mi, no siempre es hacer el amor:D

kisses...

Megan dijo...

hi reina... perdon por no pasar antes... pero ya he comenzado con los estudios y mi tiempo en internet es corto...

bue con respecto al relato... voy a decir la verdad, he leido muchos libros y entre tantos me a tocado leer varias historias de este tipo y realmente no me gusto el lenguaje que el autor uso... hay formas y formas de describirlo y realmente no me gusto como lo relato...

bueno esta solo es mi opinion...

besitos reina >.<

jordim dijo...

Karol:

Es una opinión muy bien argumentada. Y gracias por el halago. Pero en cuanto a la idea que tengo yo del sexo (que en el relato está más bien hiperbolizada, pero no por ello me parece menos realista), y aunque no estoy en los dormitorios de todo el mundo, yo diría que la gente suele estar entre los suspiros los gemidos y algún que otro taco; lo de "deja que esté dentro de ti" ya me parece más de ese tipo de relatos a los que yo he respondido con ese texto, y que no me parece que tengan mucho que ver con el sexo real :)


Repito, gracias por el halago.

jordim dijo...

Y insisto en que lo de "hacer el amor" se queda en eufemismo en comparación con lo que se siente con el sexo, que es carnal, caliente y crudo (en el mejor sentido), además de que está más que comprobado que sexo puede perfectamente vivir al margen del amor.

*KARLA_ &_ DIVO&* dijo...

M-A-R-A-V-I-L-L-O-S-O

Eso le queda corto..me fascino!!!!!!

ojala pongas mas de estos!!!!

Charo Bustos Cruz dijo...

Jó!!!!!!! Es buenisimo, Irene!!!!

Besos y todo mi cariño...

~Charo Bustos~☺

rolazaid dijo...

Muy fuerte si pero, muy bueno y explicito hace tiempo ya que dejo de ser un tabu aqui todos somos mayores y sabemos de que se trata al pan pan y al vino vino ,sin medias tintas,buen relato ,gracias por compartirlo , u salud cordil ,lazaro.

Ro_Lizzy dijo...

El relato si bien me gusto y mucho creo que expresa o utiliza en el un lenguaje un poquito ordinario.
Veraz en lo personal creo que ningún relato pornográfico deveria usar palabras como cojer, polla, culear y mucho menos hacerse pis guacala!! pero si creo que esta muy bien logrado.
Personalmente creo que es mas excitante las palabras entrecortadas con gemidos masculinos porque no se vos pero no hay nada mejor en el mundo que el saber que tu compañero disfruta y siente lo mismo que nosotras.
Cuidate mucho y nos leemos siempre...
http://miangelpersonal.blogspot.com/

Nueva Luna dijo...

Bueno, qué decir. Sexual, muy sexual. Arriesgado, real. Me hizo sentir cositas, uh! Es algo que me gusta hacer y escuchar en la cama en mi contexto íntimo, con algunas variaciones, quizás para mi gusto , pero más o menos,sí, eso. Ahora verlo escrito en un contexto literario, sin ofender, no es que no me guste, pero prefiero algo más poético, hablar de "hacer el amor". Pero me encantó leerlo y que te atrevas a jugar a este juego. Bsos





verlo escrito

Eduardo dijo...

definitivamente algo impactante para la imaginación, para los deseos... para todo el cuerpo y la mente... me pareció obviamente excitante , interesante y expresivo, ser capas de plasmar en un texto así un acto tan corporal, algunos dirían que es imposible pero el escritor demostró que es completamente eficaz y directo.
no hay nada de que avergonzarse... mas de el rigor que puede ocasionar para los lectores el golpe directo de varias de esas palabras.
es la primera vez que leo un relato tan erótico y es realmente bueno felicidades al escritor y gracias a ti por compartirlo :)

PD: no leí la advertencia hasta al final, así que me sorprendió algo, pero bueno soy de mente abierta

irene dijo...

Estoy gratamente satisfecha con esta entrada, porque habéis sido todos muy amables al decirme que os pareció tanto el relato como vuestra opinión sobre estos textos en general, gracias
Ha sido todo un éxito mi experimento, de verdad que os lo agradezco, me alegra saber que entre mis filas tengo gente con mente tan abierta e inteligente, jeje
Y como muchos han pedido un bis, bueno quien sabe y la próxima pongo uno de mi cosecha (aunque no creo que mi estilo sea este, pero puede que también guste) bueno ya se verá.
Un beso para todos, y de nuevo gracias por leer y comentar, si es que no os merezco.

Explorador dijo...

Arrghhhghaghgafffff...no puedo comentar mucho más, pero lo intentaré, con palabras xDDDDD

Me parece crudo, sucio y conseguido. El objetivo es narrar sensaciones desnudas, primarias, obscenas vistas desde fuera pero placenteras y ardientes desde su perspectiva. Goloso y duro, macarra y excitante. A mí me ha gustado, y reconozco el mérito de intentar hacerlo desde ese punto de vista, a mí al menos me resultaría imposible ser tan lanzado en las situaciones. Pero ese es mi defecto, claro, y no puedo criticar al texto nada, porque leyéndolo si me gusta...y bueno, poco más puedo añadir, que tal un gfhgfhghafhfahfghafhggghhhhh... ;)

Un saludo para todos, felicidades al autor, gracias a Irene por compartirlo, también. Os abrazaría, pero estoy nublado ahora mismo jejejej. Bueno, vale...¡¡un abrazo!! :D

Thiago dijo...

Bueno, los textos de jordim están tan tocados por la genialidad que es igual escriba de lo que escriba siempre es una maravilla.

A mi me parece que escribir un texto porno es tan difícil como escribir del amor, en realidad, sin caer en los lugares comunes o la cursileria. Ninguna de estas características es de Jordim, el es siempre genial.


Bezos.

LuZ dijo...

Hola!
Desde luego, creo que ha sido todo un acierto por parte de Irene el haber puesto a nuestro alcance un texto así. por aquí somos todos adultos, y a todo hay que meterle mano.
Personalmente no termina de atraerme este tipo de lectura, pero yo, como Irene, he leído de todo.
Creo que este género está muy ligado a las vivencias personales, deseos, manías, gustos,... de cada autor. Es algo muy perdsonal y complejo, tal y como lo son las relaciones íntimas de cada uno de nosotros. Respecto al leguaje usado, me reitero en lo dicho y en lo comentado por el autor. Este tipo de relatos busca crear un impacto físico a través de las palabras. Si a la mayoría son esas palabras, fuertes, subiditas de tono, soeces, rayando en lo denigrante (y ojo porque no tiene por qué serlo),... lo que les hacen reaccionar, pues es lo que hay que utilizar. Pero no todos somos iguales, y las reacciones pueden ser bien distintas a ellas.
Es todo tan complejo como la naturaleza humana misma.

La primera impresión que me ha dado es que está escrita por un hombre. Me explico. Sí, todos somos personas, todos capaces, todos iguales. Pero si hay un sitio donde se ponen de manifiesto las diferencias entre un hombre y una mujer, es precisamente en el sexo. Y hay que tener en cuenta que ahí entran las dos mentalidades, la masculina y la femenina. Creo que si una mujer se pone a escribir el mismo relato, exactamente el mismo, tendríamos una cosa bastante diferente.
El autor ha sido bastante visceral, y ha ido jugando con los deseos de él, y a ella le ha dado los deseos que un hombre cree que tenemos en esa situación. Y no digo que se haya equivocado ni mucho menos.
Fijaros en los comentarios mismos, la mayoría son de chicas y van por el mismo estilo. Los pocos de chicos tienden a ir por otra línea diferente, acorde con lo escrito.
Y en general, un relato de estas características escrito por una chica, resaltaría más sentimientos con los cuales alcanzar un placer físico.
Repito, el tema es muy complejo, y estoy opinando de una form más subjetiva que objetiva.

pero creo que en una cosa estaréis tod@s de acuerdo conmigo. Si al sexo le añades una parte emocional, concretamente el estar haciéndolo con la persona a la que amas, las sensaciones se multiplican hasta el infinito.
Lo siento, en lo personal, no concivo el sexo sin amor. Es solo mi opinión.

Besos y feliz domingo!!

jordim dijo...

Luz:

He leído más de un libro (y relatos) escritos por mujeres tanto o más crudos que ese texto. Hay que tener mucho cuidado con diferenciar de una forma tan categórica Hombre y Mujer con estas cosas, porque se puede acabar cayendo en un machismo involuntario desde la propia mujer-, y eso puede traducirse en que muchas no escribirán cosas que querrían expresar para así encajar en la sensibilidad que se les presume.
Es el clásico miedo a que se las llame guarras por el simple hecho de ver el sexo como les dé la gana (cosa que cuando la hacen los hombres no pasa nada...)
El texto es el de dos amantes, queda claro desde el comienzo. Y en cuanto a lo de que el sexo con amor es mejor, pues en teoría sí (al menos de forma puntual), pero al adulterio -precisamente por cuestiones sexuales- está a la orden del día, y la idea de que el amor y el sexo son cosas más independientes de lo que creemos coge cada vez más fuerza cuanta más libertad hay.
Es mi opinión, claro.

LuZ dijo...

Tal vez se me malinterpretó. Todos sabemos que una cosa es el amor y otra bien distinta el sexo, solo comentaba que, en mi opinión, las dos cosas juntas es la hostia (perdón por la expresión)
El adulterio ha existido desde el comienzo de los tiempos, al igual que las prostitutas (ya se sabe cual es el oficio más antiguo del mundo). En España aún tenemos coleando la pesada losa de esos 40 años de dictadura puritana, que nos ancló en un estilo de vida de principios del siglo pasado (basta echar la vista atrás y ver cómo nustros padres y abuelos se escandalizaban al ver aquellas suecas en bikini)
Y lo de las libertades, menos mal que poco a poco nos van moldeando más. Pero el peso del pasado aun sigue latente. Y una de sus lacras es ese machismo, que hasta a nosotras mismas nos subyuga.
No conozco realmente ese género, ni a sus autores, y por lo tanto no puedo opinar a ciencia cierta, pero de lo poco que he leído siempre ha sido escrito por un hombre, y, siempre bajo mi opinión, creo que una mujer no lo haría así. No ya por ese rol sentimentalista (y sí, hasta yo he caído en él) sino por las necesidades de ambos amantes, por el simple hecho de ser distintos. Por el simple hecho de ser un hombre y una mujer.

Un tema muy complejo, sobre todo porque queremos poner en palabras, o sea, racionalizar, algo tan primario e instintivo como es el sexo.

Que cada cual lo disfrute a su manera, siempre teniendo en cuenta que la libertad de uno termina donde empieza la del otro.

jordim dijo...

Todo está estandarizado, enterrado en clichés, incluso el comportamiento de los hombres y las mujeres. Pero hay hombres, gays, mujeres, lesbianas, bisexuales... Y el sexo es algo animal, cada persona tendrá sus preferencias a la hora de hacerlo y de expresarlo, y seguramente eso viva muy al margen de ser hombre o mujer. El reto es que con el tiempo cada persona sea libre de expresarlo como quiera, cosa de la que creo que estamos aún lejos.

Anónimo dijo...

Mirad. El mayor éxito de miles de años de dominio machista y de sometrimiento de la mujer, ha sido precisamente el de que hacia los años sesenta más o menos la mujer creyese liberase sexualmente. La apertura de la mujer al sexo, al liberalismo sexual y todo eso (atrevimiento, libertad, audacia) son solo conceptos que el hombre ha impuesto a la mujer para obtener de ella lo que nunca quiso darles voluntariamente. Un genial lavado de cerebro, deliciosamente malévolo. Más mujeres sexuadas para hombres más necesitado sde mujeres. La sumisión sexual de la mujer ha llegado a una nueva fase y no os dais cuenta porque estáis gimiendo mientras los hombres sonríen de éxito. El avance de la mujer es otra cosa y algunos luchamos por ello.