Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

martes, 15 de noviembre de 2011

El virus y veneno de los hombres



El virus y veneno de los hombres



Aquel hombre fue despojado de sus ropas, de su hambre, ilusiones y solo la piel blanca y escamada por el frío le quedó. No servía de nada ser aristócrata o plebeyo, nada nublaba las decisiones del verdugo, era la escoria del fondo del barril por tan solo una creencia, era el que nunca aportaría al mundo nada bueno si sus raíces profundizaban en tierra yerma de blasones religiosos. Culpaba al cielo de engendrar viles cuerpos deshumanizados que no podían al fin ver que solo era un frágil humano.
El hombre de talones desnudos de membrana, arrastraba su esquelético cuerpo por los campos y no de amapolas precisamente, acompañado de iguales y semejantes con el mismo suplicio, destino y condena; los ajusticiados sin ninguna pena, los oprimidos sin culpa en las venas, aunque era exactamente por ellas, invadidas de sangre “sucia”, por lo que ahora con inmerecida muerte justicia tendrían.

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Desde nuestro origen hasta hoy: torturas, ajusticiamientos, guerras, ejecuciones, atentados, etc...

Que majos somos.

Besos.

Julio G. Martín dijo...

Qué elegantemente escrito, y que sensación produces de desamparo, me ha llegado a producir temor, cuando lo he releido varias veces.
Bueno, como siempre, me haces sentir.
Montón de besos, doctora.

Blackrose dijo...

¡Sólo una leve crítica! Creo que has confundido mirar con ver cuando dices eso de "que no podían al fin mirar"... lo que no podían (o al menos eso es lo que me transmitiste a mí) era ver que, a pesar de las desavenencias, sólo era un frágil humano. Lo miraban pero no lo veían ;)

No sé el porqué pero al leer tu texto me ha venido a la cabeza "Game of thrones", supongo que por el aire medieval que me ha llegado.

Anyway, me ha encantado.

Un abrazo.

Igor dijo...

Perfectamente traslada la vacuidad absoluta de ser considerado un número. Lo de la sangre sucia volverá, como los golondrinas. Si no está aquí ya.
Cuando llegaron los americanos, se escondían. Les daba verguenza que los vieran así.
Besos.

Beauseant dijo...

hemos cambiado la técnica, ahora somos más sofisticados, pero nada las intenciones.

Respirando entre palabras. dijo...

Parece moneda corriente esto de mirar sin ver.
Triste... real.
Besotes preciosa.

don vito andolina dijo...

Hola guapa, cualquier atisbo de realidad supera cualquier fragmento de ficción...siempre fue, es y será así..
Gracias talento, pasa buen día, besos libres...

Irene Comendador dijo...

Toro, si tuviésemos lo que nos hemos merecido siempre, no quedarían ni las ratas ¬¬ Esperemos que no toda la humanidad sea así. Besos cariño.
Julio, créeme si te digo que hasta a mí que lo escribía me producía escalofríos. Besos mi Doctor.
Blackrose, gracias gracias, tiene usted toda la razón del mundo mundial, es verdad que me equivoqué y puse mirar en vez de ver, pero eso se corrige ahora mismito. Un placer tenerte, besazos :DD
Igor, cuánto sufrimiento tiene que pasar la humanidad para darnos cuenta que los “errores” (y digo eso por ser blanda) no se deben olvidar para no volverlos a cometer o no volver a dejar que los cometan otros (que es igual culpa) Un beso cariño y feliz día.

Irene Comendador dijo...

Beauseant, ahora se camufla mejor el destripe y las atrocidades, pero ahí están, ahí están… Besos inmensos.
Respirando, cuando la gente quiere ver, ve. Otra cosa es que no le apetezca, que suele ser la tónica. Muchos besos mi bellísima reina.
Don Vito, pues si, siempre la ficción supera la realidad, de ahí que muchas realidades las conviertan luego en escenografías de ficción, pero ni así nos damos cuenta, atroz. Un beso poeta, ¡artista!

Siento el tema escabroso de hoy, la verdad, el próximo más alegre, prometido.

rombo dijo...

Qué duro leer esto a estas horas. Me has despertado del todooo.
Beso para ti.

Sergio José dijo...

Sólo una puntualización: falta la tilde en "esqueletico".

Irene, realmente transmite horror. No por esos hombres en particular, sino por lo que hay de fondo, el porqué, las razones que llevan al ser humano a cometer semejantes fechorías contra sus semejantes. ¿Razones? Ninguna, desde luego. ¿Motivos? Pensemos en los más ridículos y daremos en el clavo...

Irene Comendador dijo...

Rombo, si es duro, pero a veces es bueno recordar. Un besazo enorme guapo
Sergio, gracias por el apunte, ya está solucionado. Y si, el horror de la raza humana, tendríamos que ser todos gusanos de tierra roja jejeje Un beso nene y gracias por todo :D

El Guardián de la Mazmorra dijo...

Ya sabes cómo discrepamos en cuanto a la puntuación, jeje. Pero el mensaje ha quedado muy claro. No lo había visto hasta hoy. Un texto muy duro y peligroso (por la facilidad que tenemos para repetir todas estas calamidades)

Teresa dijo...

Saludos Irene, llego hasta aquí casi de casualidad y me quedé atrapada en estos relatos. Este, sobre todo, me hizo estremecer.
Tengo un blog de Corrección de Textos y Traducción y te invito a pasar por ahí.
Saludos,
Teresa

Teresa dijo...

Muchas gracias, Irene, por visitar mi blog. Como viste, no es literario ni soy, como tú, una escritora creativa. Pero sí amante de la buena literatura y me encanta encontrarme estas pequeñas joyas en la web.