Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

sábado, 12 de noviembre de 2011

El hombre valiente


El hombre valiente




Él núnca llora, es fuerte, enérgico, es todo un hombre que sabe lidiar contra lo que quiera placarle. Su estatura es el perfecto prólogo que anuncia que jamás podrás con él, de facciones marcadas, músculos pagados cinco horas diarias seis días a la semana, bajo kilos de metal prensado y elevado por manos callosas, trabajadas en la fragua de su diario cotidiano. Los ojos entrecerrados y la mirada perdida en alguna mujer bien provista. Eso es, un hombre de bandera, de pelo en pecho e invencible, estoico, valiente, viril. Que apretó su mandíbula con la muerte prematura de su padre sin mojar en ningún momento sus mejillas, que volvió la cara hacia terrenos más relajados cuando su pobre madre sufría dolores esperando su descanso eterno y su vendito agradecimiento por una vida entregada a los demás, a él. Y allí estaba, entero, erguido, potente, un hombre al fin y al cabo valiente. Porque él núnca llora.
¿Y ahora? Está guarecido bajo los brazos de su amigo, cubierto por telas de colores y llenas de vitalidad, coreando con la muchedumbre que lo arropa y acompaña en tan felices momentos de su vida. Ahora con la cara cubierta de esa agua salada y caliente, esos ojos hinchados y febriles, con las fosas nasales llenas y el corazón rebosante de emoción. Al parecer este hombre valiente si tenía en perfecto estado sus lacrimales, al parecer solo había que buscar algo que realmente llegara hasta su corazón. Y es que para el galán imperturbable y ecuánime hay una criptonita que hace que se ablande. Por fin su equipo del alma, sus jugadores de futbol favoritos, sus compañeros de domingos en gritos han llegado a esa final que durante años se les había resistido.
Curioso como en esta vida algunos usan sus escasas lagrimas vertidas ¿no?

_______________________

Espero que os haya gustado, un beso compañeros ;D

15 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El hombre enajenado.
En vez de corazón tiene una pelota.

Besos.

Igor dijo...

Pero, a dónde iremos. E Irene, dices verdad. Mi mejor amigo se me echó a llorar por cuestiones de fútbol, pero es que habíamos quedado para divertirnos y de paso mirar la final... Ahhh. Qué mal lo pasé.

Julieta dijo...

Sí que es curioso, supongo que despierta emociones ancestrales relacionadas con ir de caza o algo así...
Un beso! :)

Julio G. Martín dijo...

Pues mira, el futbol sirvió, para convertir al hombre valiente, en una persona.
Yo que creía que el futbol, la política y la religión, no servían para nada... ;)
Doctora. Como siempre, impecable la forma y un final imprevisible, de los que te caracterizan.
Me gusta, gracias, un besote.

elito! dijo...

Los hmbres tratan de hacerse los fuertes solamente para no pasar como gay oh algo asii.. pero lo que no saben que no es muy lindo ver a un hombre de supuestamente piedra :(
MUY LINDO BLOG! ME ENCANTO IRENE =)
http://leave-in-my-heart.blogspot.com/

Citu dijo...

Los hombres son raza aparte, son tan extraños. Te mando un beso mi Irene

Respirando entre palabras. dijo...

Acabas de describir a alguien que es calcado...
Curioso es tanta semejanza y desilusión.
Besitos preciosa.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Quizás porque las lágrimas, las echen quien las eche, es otra forma de manipulación...

Saludos y feliz domingo.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Tan bueno como siempre.... aunque en nada me lo aplico... ¡Yo lloro viendo en los documentales de LA 2 como una gaviota hija de puta asesina a picotazos a una linda cría de pingüino! No sé si será otro desperdicio de lágrimas, pero al menos, no lloro por el fútbol...

don vito andolina dijo...

Hola Irene, nadie tan fragil como un hombre entregado..enamorado...la solidez de su hombría cubre la sombra de su integridad desmitificada...
Gracias guapa, un placer leerte como siempre..buen domingo, besos de agua...

jordim dijo...

El fútbol hace llorar a veces, pero de aburrimiento, y mira que yo fui fanático en su día...

Beauséant dijo...

bueno, si lo piensas bien puede ser algo tan digno de lágrimas como otras mucha cosas que, bien miradas, carecen de sentido. Mejor no intentar entederlo :)

Irene Comendador dijo...

Toro, este escritita social aplastante, jajaja Que yo sepa no laten mucho y menos se calientan los corazones de pelota, suerte que ni tú ni yo tenemos uno así ;D Besos guapo.
Igor, siento que tuvieses que presenciar aquel espectáculo, pero míralo desde este punto de vista, cuando le rompas el coche o le pidas un favor de los grandes a tu amigo, te lo tendrá que hacer sin rechistar, te lo debe ;D Un beso mi chico.
Julieta, los hombres (por suerte no todos uuff) tienen esa neurona prehistórica sin cocer aún, qué le vamos a hacer……Besos mi reina.
Julio, no creo que el futbol haya sacado ese sentimiento de él, porque no llorar con la perdida de lo más grande y hacerlo por un estúpido partido o cualquier cosa de igual importancia, es… Besos corazón, muchos muchos.

Irene Comendador dijo...

Elito, las fachadas que algunos hombres (no todos gracias a dios) tienen como lo mejor, es algo que nunca entenderé, ojala todos en general fuésemos más transparentes y no tan opacos. Muchísimas gracias por pasarte y comentar, eres un encanto. Un abrazo.
Citu, si, extraños e incomprensibles la mayoría de las veces. Besos nena.
Respirando, pues pobrecita mi diosa, tienes elementos así cerca? Lo siento, pero mira, yo también, así que… mal de muchos… besos cariño y abrazos gigantes.
Hiperión, las lagrimas siempre tiene que ser sinceras, las de cocodrilo son aún peores que las que el futbol y sus derivados puedan ocasionar. Besos chiquillo.
Observatorio, no pasa nada por llorar por el futbol, por la hija de puta que se come a los pobre pingüinitos, o por la tarta que no sube en el horno, el problema es hacerlo en todas esas ocasiones y luego no hacerlo por las cosas importantes. Y con ello no digo que no se sienta el dolor, pero no hay que ser tan cínico. Gracias mi rey, yo también lloro hasta con los anuncios de pañales y cremitas jajaja besos inmensos mi Andrés.

Irene Comendador dijo...

Don Vito, los hombres enamorados no siempre son capaces de exteriorizar ese amor, no siempre (como nuestro protagonista de hoy) son lo suficientemente sinceros como para dejarse ver por dentro. De eso trata este grito. Besos de agua, tierra y montaña.
Jordim, jajaja no sé porque me da a mi que este tipo no lloraba de aburrimiento, pero mira, la próxima vez que lo vea, se lo pregunto, jajaaj un beso mi vida.
Beauséant, no, si yo no lo intento entender, ya pasó esa etapa de mi vida, ahora solo lo señalo como algo raro e incomprensible, llorar en la vida esta bien, pero si lo haces por algo tan insignificante como el futbol o una peli, ¿Por qué no por algo importante? Un beso y gracias por estar, eres un cielo.