Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

lunes, 20 de junio de 2011

Al otro lado de la línea





Al otro lado de la línea



Desde el otro lado lo oigo, la escucho, en la distancia siento cómo sus lagrimas se derraman. No puedo imaginar el sufrimiento que la llena, quizás sea una décima parte de lo que me muestra. Una voz, un quejido y la línea esta vez no se corta abruptamente. Un golpe, un sonido seco que engulle el tiempo, un sollozo y gritos que recriminan cosas vanas y sin sentido. Ella espera, calla, se contiene porque sabe que desde mi distancia no puedo hacer nada. Otro ruido, espantado compruebo que no son ecos del lugar o sitio, si no que es su carne bajo el yugo de un ser siniestro y mal nacido. Menguan las fuerzas de su silencio y el llanto llega hasta mis oídos, claro, nítido. Las bofetadas impactan en mi alma y ahora me doy cuenta de que yo también grito. ¿Quién me dice que si no hago algo esta vez sea la definitiva? La decisión esta tomada, iré por ella y la rescataré de las garras del demonio. Aguanta pájaro sin alas, pronto estarás conmigo y todo esto solo serán retazos que con besos borraremos de tu cuerpo blanquecino.

7 comentarios:

Igor dijo...

Qué relato tan oscuro. Te deja un mal cuerpo que pa qué. Pero está bien cosntruido, esa atmósfera de absoluta opresión, casi impotencia, la transmites muy bien.
Lleno de símbolos y misterios.
Saludos.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Bueno, pajarito, parece que te has clavado una espina. No diría que es siniestro, porque lo adornas. Pero quedo impactado por la escena. Si no has visto "Medianoche en París" de Woody Allen, te la recomiendo encarecidamente, antes de que desaparezca. Estoy seguro de que te gustará. Además te hará pensar en cosas más reconfortantes. Ja, ja. Un saludo.

B.A Magaña dijo...

No es siniestro, pero sí impactante. Y que con tan pocas (pero bien elegidas) palabras seas capaz de decir tanto. De transmitir tanto.
Otro relato maravilloso, compañera.
Y una puerta abierta a la esperanza.

Respirando entre palabras. dijo...

Yo solo espero... el resto me lo reservo :)
Besitos preciosa.

José Antonio (Joanimiko) dijo...

¿esperar a ser rescatados o ser rescatados por nosotros mismos?
¿esperar a alguien o esperar una luz, una guia?
Somos fuertes, mucho más de lo creemos... supervivencia...
Gracias por tus letras. Siempre un honor leerte.
Besos Irene.

KaRoL ScAnDiu dijo...

No hay mayor impotencia que ver y oír el sufrimiento a sabiendas de qué no puedes hacer nada. Nada en absoluto...

Triste mi Ire, pero tan bello cómo sólo tú eres capaz de expresar..:D

Te quieroooo:D

Observatorio Gay Granatense dijo...

Yo lo he interpretado en clave amiga que escucha al otro lado del teléfono el maltrato de su amiga... en este sentido, me desespera y saca lo pero de mí -cada vez que hay un asesinato de una mujer por maltrato- cuando salen las vecinas en el TELEDIARIO diciendo: "¡Si esto se veía venir, todos los días escuchábamos las palizas!" y yo siempre pienso, indignado: "¡Hijas de la gran puta! ¿Por qué no llamásteis a la policía en su día en vez de salir ahora de marujonas enteradas en el TELEDIARIO?" Y es que, muchas veces, el sufrimiento de los demás es como una "peli" es para verlo, pero no para entrometerse... así nos va...