Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

sábado, 16 de abril de 2011

Mediocridad



NO RECOMENDADO PARA MENORES DE 18 AÑOS



Mediocridad



Salas llenas de filtros y desorden eran lo que bordeaban las inmediaciones de la clínica en la que ella se ajusticiaba con el enemigo. Dichas salas tenían ese olor fraguado y rechinado, que sale de los cogollos del fregadero que nadie limpia asiduamente, de lejía ausente y restriego omitido. Masticaba su propia incertidumbre, cantaba melodías bajas, sabía que todo era producto de su imaginación y aún así no quería estar en el exterior. Los charcos de la clínica tocaban privados y disconformes sus dedos inferiores, agudeza y tibieza que dejaba claro que eran charcos jóvenes. Una grieta en su epidermis graznaba bruta en sus plantas, recibiendo opositora el escozor que ocasionaba el orín de dicho fangal, reventando de puntilloso dolor. Era plasta inerte y carente de movimiento el pelo en su cuello. Allí había vertido su querido compañero el semen ordinario en esta última vez. Paso su mano amoratada y púrpura en el dorso, por toda la extensión de su ojo. No debió hacerlo, no fue en absoluto buena idea juntar los desechos de sus dedos con el jugo de su vista. Ahora el prurito le traspasaba la cornea y el pie al tiempo. Agredía con uñas rancias la desazón de dichos puntos, lastima que no servía de nada, cada vez más rabiosa la imperiosa necesidad de arrancar el cacho de piel rémora. Miró fija el instrumento olvidado por Diego, aquel escalpelo que había sentido tantas y tantas veces hacía meses en su cuello y entrepierna, sonrió profundamente y con sorna, hasta que arrastrándose por el firme, lo alcanzó y asió fuerte por el mango. Agarró la zona de desgarro y con un tirón tónico rebanó el apéndice dejando la piel blanquecina en los bordes y a segundos de convertirse en fuente de magenta chorreante. El dedo cayó al suelo rodando. Una lágrima aterrizó en la comisura alzada de su rictus delirante y paranoico. Sacó la lengua y bebió dicha gota salada, mientras apretaba los ojos, arañando sus pupilas con la tierra allí metida, arrastrada por parpados helados. Pero ya no le escocia, el pie había tomado protagonismo dentro de la cadena de mando de su sistema nervioso. Miro la hoja dentada de la lanceta y ampliando imposiblemente su bucal mueca, la hundió en su costado, mientras que un suspiro desgarrado traspasaba los deformes huecos de sus dientes apretados y expuestos.
El pie no dolía. El ojo no escocía. La cabeza no la sentía. El coño no supuraba. Las manos no temblaban. La respiración era entrecortada. El día había terminado. La vida había dejado de doler, de importar. Al fin era libre y libre se sentía. Al fin podría volver a su cama sin preguntarse otra vez más: ¿Cuándo me vendrá Diego a violar?




______________________



Feliz fin de semana e inicio de esta que viene de fiestas
Besos para todos, mis soles, por favor pedirlos del sabor que más os guste que estoy benevolente y generosa, jeje

21 comentarios:

ADELFA MARTIN dijo...

¡¡ufff, tremendo!, pero eso si, me mantuvo pegadita a la silla hasta el ùltimo aliento..

excelente

feliz descanso

aorillasdelorbigo dijo...

¡Jopé! Ireneee...¡qué duro!...sentir esa desesperación tiene que ser horribleeeeeeeeeeeeee!!!!!!!! también a mí me mantuvo en suspense hasta el final, pero hija, que aún no he tomado el café y me quedé sin fuerzas. Pensaba tomar un irlandés pero he cambiado de idea y lo haré solo y fuertecito para recobrarme de la impresión.

Te tomo el beso con ese sabor (café) y te mando uno de reineta con denominación de origen de mi tierra que acabo de comerla deliciosa.

¿Qué cómo sin levantarme aún de la mesa ando por aquí? Pues sencillamente estaba mi hija buscando un libro por internet e iba a apagar el ordenador. La dije que me lo pasara un momento y entré a verte. Después del café daré otra vuelta por aquí y luego saldremos a pasear que hace una tarde fantástica.

Hasta el miércoles no tengo vacaciones o sea que nos veremos antes. Bye.

The Inqueerer dijo...

¡Qué bien escrito! Eres una estupenda ESCRITORA. Algunos tenemos blogs para poner chorradillas y otros y otras tenéis blogs para hacer arte. ¡Qué envidia!
Me ha encantado tu relato en todo. Primero en el texto; dominas el arte de escribir. Después, en la temática. No se puede decir más con menos palabras. Todos son sentimos en la piel de la protagonista. Y por último, en el final. Personalmente, no me gustan las historias con final feliz tipo Disney. La vida no es así. A todos nos habría gustado que el apéndice seccionado hubiera sido el miembro de Diego. Pero ese final habría quitado mucha fuerza a la historia y además, desgraciadamente tu final está mucho más cercano a la realidad.

Besos Irene...

Un corazón enamorado dijo...

Mi primera visita, más no la última. Acá hay letras muy bien enlazadas, así que volveré.

Teles dijo...

Reitero lo dicho: magnífico, estremecedor y soberbiamente crudo. Irene eres divina y yo solo tengo ganas de matar a ese bastardo que ha concebido tu mente tan brillante como oscura.
Un beso gigante
T.

Igor dijo...

Estremecedor es poco. El relato me ha dejado completamente hundido. ¡Madre!
Buen fin de semana.

Sergio Z dijo...

MUY BUENO. Me ha gustado mucho, muy inquietante, muy siniestro. Por cierto me gusta la imagen que has puesto para el relato. Los brazos de la chica son los de marylin manson! XD he reconocido los tatuajes jeje. Un besito y a seguir escribiendo, que se te da de maravillas

Guille dijo...

Hola Irene....tuve que contener la respiración mientras leía tu relato...verdaderamente me ha impactado...por favor no me digas que se trata de una historia real porque no voy a poder contener las lágrimas...terrible.
Te felicito por este gran texto.
Un beso.

karito cullen dijo...

O.O
simplemente estremecedor
me dejaste sin aliento
debe ser horrible!!
maldito sean los hombres que les hacen daños a las mujeres...
irene te felicito una vez mas me dejaste sin habla
besos querida!

Citu dijo...

Muyt buen relato, me gusto mucho. Aunque fue muy duro por lo menos ella ya era libre yme facino eso . Un beso mi Irene y te me cuidas.

Eduardo dijo...

(sin palabras)...
bueno la verdad si :D
es un relato muy realista y duro... provoca mucho sentimiento, el tan solo pensar...
es obvio que sentiste cada palabra de sufrimiento y desesperación... es bueno saber que siempre puedo contar con que me llenaras de sorpresa cuando entro al blog ;)

rombo dijo...

Me gustan los relatos duros... Y tú eres una maestra, por lo que veo (leo). Un beso.

Marcos Dk dijo...

Te estás superando en crudeza y brutalidad, me da miedo pensar hasta dónde puedes llegar. No sé de dónde sacas esas ideas tan macabras, pero me fascina lo retorcida que puede llegar a ser tu mente.

Thiago dijo...

Cari, un post muy propio para estas fechas de pasión, casi religioso, pues tanto les gusta a ellos eso de la sangre, la posesión, la dominación, jaaj.

Bezos pasionales.

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Intenso y fuerte. Bien escrito, pero... No tengo yo el cuerpo para estas cosas, es algo que me repele, me rebela. Porque me hace pensar más en la genialidad de la mente retorcida, que la mente de la víctima. Es algo que no me gusta, nos lleva al lado oscuro. Un saludo y felicitaciones por el post.

Sergio José dijo...

Me ha sorprendido muchísimo lo bien que escribes. de verdad, me das mucha envidia :(.
¿Cómo se te ocurrió este relato? Porque madre mía, ahoga...

«A todos nos habría gustado que el apéndice seccionado hubiera sido el miembro de Diego. Pero ese final habría quitado mucha fuerza a la historia y además, desgraciadamente tu final está mucho más cercano a la realidad.»

Me quedo con esta cita de The Inquereer, porque es una verdad como un templo, es el sentimiento que me ha inundado al terminar el relato.

Irene Comendador dijo...

Me tenéis entre todos con el corazón en un puño, me alegra muchísimo que os haya gustado mi relato, se que es muy duro, que quizás me pasé con alguna imagen muy grafica, pero quería reflejar eso mismo, lo que una pobre victima tiene que sentir en esos momentos. ¿Cómo se me ha ocurrido este relato? Pues no lo se, mi mente funciona así, quizás mañana hable sobre un cuento infantil, una escena de cama subida de tono o lo que le pasó a la vaca Francis, vete tú a saber, aquí arriba hay mucho caos, jeje
Un beso para todos y gracias por vuestras palabras y apoyos, no os merezco.

DarkPrinccs dijo...

sentir tan tipo de desesperacion debe ser muy duro y fuerte, y casi dificil de soportar... Me has tenido inmovil, leyendo hasta que llegue al final..
En verdad que no se como le haces, pero tu manera de escriber me conmueva, y me fascina...

Mil besos mi reina, eres la mejor! y lo digo de corazon n.n

Au revoir

Atte: Anto

La sonrisa de Hiperión dijo...

La mediocridad es unas tijeras clavadas en la espalda...

Saludos y un abrazo.

Melania dijo...

Irene mi amor ! ♥ muchas gracias por tus mensajes, disculpa que no te los he podido contestar, es que empezé a estudiar y estoy realmente cargada de cosas. Espero que estes muy bien tu y tu familia, te mando un besote enorme y ya me pasaré a leer alguno de tus nuevos relatos.
Como siempre muchas gracias por estar, te extraño y te quiero muchísimo.

Melani a :)

Anónimo dijo...

¿Por que se llama mediocridad? Simplemente no encuentro la conexion. Por lo que resta, me encanto.