Bienvenidos

Hola a tod@s y gracias por visitar mi humilde página, espero que os guste.
Aquí publicaré mis escritos, pensamientos y toda clase de lecturas relacionadas con la literatura. Admito todo tipo de comentarios y sugerencias, por supuesto siempre con respeto.
IMPORTANTE:
*Lo publicado aquí es ficción y de mi autoría.
*Yo no reseño libros, hago únicamente recomendaciones personales.

Seguidores

Translate

traductor para el blog blogger web

BIOGRAFÍA IRENE COMENDADOR


***La Autora***

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!

¡MIS OBRAS PUBLICADAS!
Pinchan en la imagen para más información

Vídeobook promocional de "Sé que estás ahí"

viernes, 25 de junio de 2010

Capitulo 10 Y en la otra vida




Capitulo 10

Rompiéndome el alma


Los últimos dos días pendiente de mi madre, me habían dejado exhausto, con la operación y todo, habían sido de lo más moviditos.

_ Hijo, las enfermeras del día me atenderán divinamente, ve a casa y descansa, yo estaré perfecta hasta que vuelvas._ decía mi madre mientras se tocaba la pierna con un pequeño gesto de dolor

Así lo hice, me fui a mi casa para dormir unas horas, pronto amanecería y quería ir a clases, o por lo menos a la salida de estas, para explicarle a Sam que era lo que había pasado, y también a llevar el justificante del medico a la jefatura de estudios. Los acontecimientos no me habían dejado hablar con ella, no tenia el teléfono a mano y las veces que lo había intentado, nadie contestaba en el. Había faltado a nuestra cita, seguro que al llegar a mi casa y encontrarla cerrada, se habría preocupado, pero es que el éxito de la operación era todo lo que rondaba mi cabeza.

Al llegar al instituto no me detuve a buscarla, por que sabía que estaría nerviosa por mi falta, así que fui a entregar el justificante y una vez cumplida esa tarea, me dirigí a la puerta por donde sabía que ella iba a salir.
Pero no fue así, y eso me preocupo, Sam nunca faltaba a las clases, no a no ser que le pasara algo y para asegurarme, pregunte a uno de nuestros compañeros, que me verifico lo que yo pensaba, no había acudido en todo el día.

Llame a su casa desde una cabina, pero nadie cogió el teléfono, y tampoco había ningún mensaje en el contestador.

Sin poder perder más tiempo, encamine mis pasos hasta el autobús, con destino a su casa, lo responsable hubiese sido ir directamente al hospital, pero me sentía culpable de no haber hablado con ella, ¿Qué estaría pensando? Justo después de nuestro primer encuentro intimo, voy yo y desaparezco como un fantasma, no quería ni pensar, lo que mi pobre niña estaría pasando.

Pero al llegar a su casa, un escalofrío recorrió mi columna vertebral, algo no estaba igual, todas las persianas estaban agachadas y un silencio incomodo rodeaba el lugar. Llame al timbre varias veces, pero no obtuve respuesta alguna, ni siquiera de la asistenta, que si no calculaba mal, todavía debería estar trabajando dentro.

Me empecé a poner nervioso, muy nervioso. Tenia que ir a ver que tal se encontraba mi madre.
Primero ir a casa a recoger algunas cosas que ella me había mandado, como unas zapatillas y un camisón, y después me dirigiría al hospital a ver que tal seguía, todo sin dejar de pensar en mi novia, y en su extraña ausencia, ¿quizás se había ido de viaje con sus padres? Seguro que me estuvo buscando y al no encontrarme, se había preocupado, en estos momentos era cuando me golpeaba mentalmente por no comprar un teléfono móvil, de esos que creía innecesarios, y extremadamente caros, e de decir.

Llegue a casa agitado, había venido corriendo, porque el ir acelerado me daba menos tiempo para pensar y eso ahora era bueno.

Al abrir la puerta de entrada, algo la hizo detener, una carta en el suelo, se atoro en su forma, y rápidamente la quite de ahí, cual fue mi sorpresa al identificar la letra de mi amada en el membrete, la abrí cuidadosamente, sin imaginarme que era lo que podía contener, tal vez, la explicación de porque no se encontraba en casa, o quizás las señas de donde y cuando nos podíamos ver, cuando yo diera por fin señales de vida, y entonces desplegando el papel, la leí,


“Hola Mike, mi amor, estuve esperándote ayer durante bastante tiempo,
pero no apareciste, me tienes preocupada, no se donde estas,
tenía que comunicarte algo muy importante,
y quizás así sea mejor, por carta.
Mike, yo te quiero,
te quiero mucho, y me parte el corazón decirte esto,
la discusión con mi madre el otro día,
tenía un motivo muy doloroso,
me voy, nos vamos mi familia y yo a otro país,
no puedo hacer nada,
todavía no soy mayor de edad y además
no podría aunque quisiera quedarme.
Hay otros motivos que no puedo contarte,
pero tendrás que confiar en mí.
Siento que las cosas salieran así, para mi ha sido la mejor
época de mi vida y se que jamás volveré a ser tan feliz
como lo e sido contigo.
He de pedirte algo,
no me busques por favor, se que es duro, pero créeme
es lo mejor para ambos.
Te quiero y nunca podré olvidarte, nunca.
Siempre tú amiga, tu amante, tuya, Sam."



Mis manos dejaron de tener fuerza, y el papel se resbalo por ellas, cayendo al suelo como pluma.
Mis rodillas decidieron imitarlas y no pude sostenerme en pie por más tiempo, mi mundo se derrumbaba.
Hay, agarrotado en el suelo de la entrada de mi casa, notaba morir mi cuerpo, sufrir mi mente, ¿Cómo había pasado esto? ¿Dónde la buscaría? ¿Donde saldría corriendo tras ella?

“Tuya”, eso decía, pero si era mía ¿por que no me dejaba disfrutarla?, ¿por que quitarme de las manos lo que era según ella mío?

Si decía que me quería, ¿Por qué me hacia esto? Mi cabeza no encontraba las respuestas a tales cuestiones, y mi corazón se empezaba a fundir como hecho de cera, al contacto con el mismo sol, moría, una muerte lenta y dolorosa, una muerte que no podía asimilar. La había tenido en mis brazos, creyendo que seria nuestro presente y futuro, y en realidad había sido nuestro final, nuestra despedida, ¿seria por eso que ella quiso “avanzar en nuestra relación”? dar un paso mas, para después quitarme todo el recorrido, no, ella no podría hacerme eso si realmente me quería.

Mi cuerpo no reaccionaba, ni mis ojos podían reventar en llanto, nada, no sentía nada, mi piel había quedado inútil para sostener mi interior, todo estaba desparramado, como un molde gelatinoso, que dejaba que se escapara todo su contenido, así me sentía, como un inerte, y el dolor de mi pecho amenazaba con ser cada vez mas fuerte.

Hubo un segundo en que decidí que debía reaccionar ante aquello, luchar por ella, no sabia como, pero lo lograría. Leí la maldita carta, con sus letras claras al principio y distorsionadas al final, que me decían que ese término le había costado sacarlo fuera, pero ni siquiera podía imaginar como lo hubo sacado.

La leí tantas veces creyendo que con cada nuevo empiece el contenido cambiaria, que ya no hacia falta mirar el papel, ya salían las palabras desgarradoras de mi boca sin dificultad, como guión aprendido y ese hecho me dolió aun más.

Entonces vi algo, algo en lo que no había reparado antes, el teléfono del pasillo tenia una luz parpadeante, eso me decía que un mensaje o llamada perdida se alojaba en el, y sin casi ponerme en pie, y dando unos descentrados traspiés, lo alcance, mire la pantalla y en efecto era una llamada perdida, de un numero que no reconocí, no era ella, no se trataba de mi amada, y eso me dolía demasiado, por un momento pensé en su arrepentimiento, en su cambio de opinión.

¿Pero i si se trataba de mi madre? ¿Y si la llamada provenía del hospital?
Casi sin ganas, descolgué el auricular y marque el numero que había expuesto, dejando que sonara al menos unas seis veces, y cuando por fin una voz en el otro extremo de la línea contesto, me sentí flotar, me sentí libre, y por primera vez en todo aquel maldito día esperanzado.

_ ¿Dónde esta?_ grite con todo mi control perdido

_ Cálmate Mike, no te pongas nervioso, llevo llamándote todo el día, ya era hora de que contestaras a mis llamadas, una hora mas y no podríamos haber hablado_ decía la voz en tono demasiado calmado para mi interés

_ Por favor dime donde esta, necesito hablar con ella de inmediato, tiene que expli……_

_ No, lo siento pero eso no va a ser posible, tan solo si supiera que estoy hablando contigo, me mataría, así que será mejor que escuches con atención, y que no me interrumpas, porque no tengo tiempo, me van a pillar_

_ ¿De que demonios estas hablando?, haz el favor de pasarme con tu hermana ahora mismo, o te juro Elliot que….._

_ ¡¡Ya calla!!, por favor no te pongas mas nervioso, y escucha, te voy a contar todo, pero es solo información, para que te quedes un poco mas tranquilo, por que creeme que lo siento cuñadito, pero no vamos a volver_

Mi mundo se rompía en pedazos y yo estaba tan pegado a el, que me fracturaba con ese mismo destino.


********************************************************


Hasta ahora todo era felicidad y buenos momentos , pero creo que el titulo de la historia ya dejaba ver que no seria todo el camino rodeado de rosas, asi que siento en el alma, tener que empezar con las espinas, creanme que a mi me gusta mas escribir sobre las cosas buenas, aunque no desesperen, que falta mucho por llegar.

Un beso a todos mis lectores y ya saben que les quiero mucho
Les regale mis palabritas, si nos le importa, por favor, regalenme las suyas ¿si?

Irene

6 comentarios:

leire dijo...

Hola mi niña que feliz me haces regandome otro capitulo,ohh mis niños maike y sam van a saborear el otro lado del amor,no me tardes mucho en publicar necesito saber por que se ha ido Sam,como nos ha podido hacer esto,jajja,treanquila no te meto prisa tu tamate el tiempo que quieras que yo lo esperare como una gota de agua en medio de un desierto,que mala soy diciendote esto,es broma cielo,tu publicas cuando puedas.un besazo mi reina

KaRoL ScAnDiu dijo...

BIENNNNNN... y... MALLLLLL... el capitulo ha estado lindo, pero muuuuy triste. Pobre Mike, y como se te ocurre dejarnos ahora a la espera de que le contara Elliot?? que esconderá?? cuales seran los motivos o los secreto??... necesito YAAA... no tardes mucho, y cuanto a lo de que empiezan las espinas, me imagino q dado q me conoces, sabras q a mi las historias plagadas de desventuras, perdidas, reencuentros, lagrimas... bueno, que me encantan. Esta hisotria la adoro mi querida Irene.. que disfrutes el Finde, q yo lo haré en el sofa acurrucada con mis dos peques;D ajajaja... kisses mi querida amiga, te kiero muuuucho;D

irene dijo...

Gracias mis niñas, no saben los feliz que me hacen verlaspor aqui, esta historia la tengo tanto cariño, es mi primer librillo, no se, es como cuando eres primeriza, todo te parece insignificante, pero despues de un tiempo, se vuelve la mas bello y deseado, porque lo hiciste con tantas ganas que nopuedes reprimir una sonrisa cuando alguien te lo halaba.

Encantada de que les guste y me sigan leyendo, y prometo no dejar que pase tanto tiempo entre los capitulos, proque a mi tambien me intriga como saldran los pobres de estos problemas, jajajaj
Bueno yo ya se como lo haran, pero despues de escribirlo parece mas oficial, ¿no?
jajajjajaj
Un beso enorme para las dos y recuerden que las quiero mucho mucho
y ya no puedo vivir sin ustedes
Irene

Gabryel Leal dijo...

TUVISTE QUE Poner esa frase no? la de deje mi corazon contigo, diossssssssss, me has matado...
ella aun lo tiene, como recuperarlo<?

Adela/Mariola (SokAly) dijo...

Acabé de leérmela el otro día y se me pasó venir para acá y comentar.

Ay niña, me gustó mucho, que amor tan grande es el que sienten el uno por el otro, como sus almas se llegaron a encontrar y lo triste que resultó el que se volvieran a separar.

Estás tardando mucho en escribir el capítulo 11, mira que lo dejaste mal y eso no se puede permitir.

Resulta misterioso lo que él siente nada más verla, como si ya se conocieran de antes y con lo que le dice el cuñado, todavía más.

Cuando escribes la continuación me avisas.

Besos.

~Ade~

Brianna Callum dijo...

Irene, corazón, qué pedazo de capítulo!!! Tan triste, tan emotivo, tan... intrigante!!!
Qué será lo que tiene para decirle Elliot??? A dónde se fueron??? Por qué???
Cuántas preguntas!!! Mejor me voy a leer el que sigue, así me quito las dudas... aunque no sé por qué, pero me temo que no las revelarás todas de golpe.
Besos,
Bri